01 julio, 2018

Informe anual del Presidente Horacio Cartes




Cumpliendo con lo establecido en el artículo 238 de la Constitución Nacional, el 1 de julio el Presidente de la República Horacio Cartes brindó el informe anual de gestión ante el Congreso Nacional.  Este año, a diferencia de otros la alocución no estuvo acompañada por un video alusivo, ni respaldada por gráficos.  

A continuación el texto del informe. 


Honorables miembros del Congreso Nacional,


En cumplimiento del Artículo 238, numeral 8, de la Constitución de la República, vengo a dar cuenta al Congreso Nacional de las gestiones realizadas por el Poder Ejecutivo, y de la situación general de la República por quinta vez y en el último año de mi mandato.

Estamos encaminados a recuperar la grandeza histórica de nuestro país. En estos casi cinco años de gestión, nuestra administración inició una integración histórica que nos ha permitido ganar aliados, socios comerciales e inversores en todo el mundo. Logramos mayor presencia y más peso en el foro internacional gracias a nuestra estabilidad política, económica y social; a nuestra conducta previsible; a nuestro desarrollo económico sostenido y autónomo; a nuestra capacidad de producción de alimentos para el mundo; y sobre todo, por haber demostrado que somos un país CONFIABLE.

Somos el país con mayores mejoras en calificación de riesgo, habiendo llegado a un paso del grado de inversión, y hemos logrado acuerdos de gran impacto para beneficio del país y de todos los paraguayos que ahora cuentan con mayor capacidad de consumo.

En poco tiempo, los líderes del mundo nos han dado su reconocimiento y su respaldo a través de históricas visitas recibidas. Quiero resaltar los lazos que construimos con China (Taiwán), gracias a la solidaridad de su Presidenta, Tsai Ing-wen y la fraternidad que sentimos con Israel y nuestro agradecimiento por la confianza de su Primer Ministro Benjamin Netanyahu.

Y debo agradecer el cariño y los consejos de Su Santidad el Papa Francisco, quien bendijo a nuestro país con su visita y con quien he tenido el honor de encontrarme otras cuatro veces.
En estos cinco años, Paraguay recibió también las visitas oficiales del Secretario General de Las Naciones Unidas, el Sr. Ban Ki-moon, los mandatarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, y Uruguay, Su Alteza Imperial de Japón, la princesa Mako, la primera Presidenta de la República de China (Taiwán), Tsai Ing-wen, y el Patriarca Kirill, cabeza de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Nos visitaron además el Canciller de Marruecos; la Secretaria de Estado Adjunta para Latinoamérica de los Estados Unidos, Roberta Jacobson

Recibimos también a varios miembros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América, al Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, a Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, a Christine Lagarde, Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional y a Luis Alberto Moreno, Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

Paraguay fue aceptado por unanimidad en el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y hoy somos parte del Comité Asesor de Observancia de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, después de años de desconfianza como país en cuanto al respeto a los derechos de propiedad.

Honorables miembros del Congreso Nacional,
Esta ceremonia, además de ser un requisito Constitucional, es también el primer paso simbólico que marca el final de la tarea más importante que me han encomendado en la vida, la tarea de servir como presidente de todos los paraguayos.

Es hora de mirar atrás y hacer una reflexión sobre el camino que hemos recorrido, el LEGADO que nuestra administración deja a quienes nos sucederán en la gestión pública y sobre todo, los RESULTADOS que dejamos a nuestros compatriotas.

Al mismo tiempo, es la bienvenida a este nuevo Congreso de la Nación que se inaugura en la función Legislativa, Dios mediante, con ganas de servir, y hasta impaciencia por hacer las cosas que el Paraguay necesita de ustedes.

Recuerden siempre que la tarea legislativa debe priorizar la creación del marco jurídico que garantiza el desarrollo social y económico del país, no las agendas políticas sectoriales. La aprobación de los proyectos de beneficio social que empuja el poder ejecutivo no debería ser moneda de cambio para la promoción de beneficios.

Para aquellos que por primera vez ocupan un lugar en el Congreso, recuerden siempre este día y los motivos que los trajeron hasta aquí, no pierdan sus ideales, y nunca olviden los verdaderos valores de servicio que definen a la verdadera política.

La fortaleza de principios es la piedra angular del desarrollo económico y social inclusivo, que necesita nuestro país, porque de ustedes depende que paulatinamente sigamos rompiendo la búsqueda de privilegios de unos pocos, enfocándonos en el beneficio de la gran mayoría de los paraguayos.

A modo de ejemplo, acompáñenme en esta comparación. En agosto del 2003 el Estado Paraguayo tenía 150.000 funcionarios públicos que costaban 500 millones de dólares por año. 10 años después en el 2013 me tocó recibir un estado con más de 230.000 funcionarios que costaban casi 3.000 millones de dólares al pueblo paraguayo, en solo 10 años se contrataron 80.000 funcionarios, y el gasto creció 600%, sobre una base de 500 millones se incremento 2.500. Lo que pudo haber sido inversión para que el Paraguay despegue, se tiró en clientelismo político. Por esta razón, Instituciones como el Ministerio de Educación, el Ministerio de Salud, y tantas otras comprometían más del 90% de sus recursos para pago de salarios y NO PODÍAN INVERTIR lo necesario para servir a los paraguayos, condenando al país al atraso.

No fue fácil romper con el vicio de las contrataciones desmedidas de funcionarios públicos, pero iniciamos nuestra administración convencidos de que debíamos servir a la mayoría y poner siempre al país primero. Pensando siempre en la gente, hoy les entrego un Gobierno austero, que antepone la inversión social sobre los privilegios, cerramos la gestión con 242.520 funcionarios, y logramos reducir el monto del presupuesto que se destina a salarios de 86% a 69%, lo cual permitió duplicar el monto disponible para la inversión.

Estos logros no son solo míos, son fruto de la entrega del gran equipo que me acompaña. A todos ellos que sirven a la patria convencidos de que Paraguay podía cambiar, y lucharon durante cinco años con convicciones y principios inquebrantables, mi profunda admiración y agradecimiento.

Gracias por creer y por enfrentar con valor el sacrificio de esta lucha.

Juntos ganamos las primeras batallas, y demostramos que es posible: que “el bien común le puede ganar a los pocos privilegiados”, pero la lucha debe continuar si queremos ganar la guerra. Queda en manos de todos, Senadores, Diputados y del Presidente Electo, no ceder el territorio ganado y seguir avanzando en la dirección correcta.

Usé como primer ejemplo los logros en materia de contrataciones para demostrar la conciencia y el compromiso colectivo de todo el equipo, pero quiero compartir otros ejemplos emblemáticos, que espero sirvan como línea de base para no volver atrás y para que TODOS LOS PARAGUAYOS EXIJAMOS no perder lo ganado a las siguientes administraciones.

ITAIPÚ dio una lección de transparencia y compromiso con la gente, por ser un ente binacional, no estaba obligado a cumplir con la publicación de nómina y gastos, pero igualmente lo hizo por el deber de hacer lo correcto.

En estos cinco años, ITAIPÚ ahorró más de 60 millones de dólares en alquileres de autos y aeronaves, más de 25 millones en publicidad, 23 millones en viáticos, 6 millones en combustible, y en otros rubros, lo que permitió un ahorro total cercano a 130 millones de dólares.

Si consideramos el ahorro y redistribución presupuestaria total de ITAIPU y YACYRETA el monto asciende a más de 160 millones de dólares

¿Y que se hizo con este dinero?
Construimos obras y ofrecimos servicios que realmente beneficiaron a los paraguayos que más lo necesitaban.

Logramos obras emblemáticas como el barrio San Francisco, un modelo a seguir que está transformando la vida de 1.000 familias paraguayas, ofreciéndoles una casa digna, y sobre todo un ambiente propicio para el desarrollo económico y social, con todos los servicios: escuela, atención médica, centro cívico, seguridad, espacios verdes, banco de fomento, inclusión financiera y hasta oportunidades laborales. San Francisco fue 100% planificada, ejecutada y financiada por ITAIPÚ.

Pero esto no es todo, con los 160 millones de dólares ahorrados por ambas binacionales también se logró:

Además del barrio San Francisco, se financió la construcción de más de 2.000 viviendas en diferentes distritos del Paraguay,

Se financió el costo de la creación del Grupo Lince, invirtiendo más de 6 millones de dólares, y más de 230 patrulleras cero kilómetros para la Policía Nacional,

Se logró el proyecto ejecutivo y financiación para el refulado de la costanera sur que incluye dos barrios que beneficiaran a 2.000 familias,

Se adquirieron 200 ambulancias 0 km, y 25 ambulancias con unidades de terapia intensiva que no existían antes en el servicio público,

Se reacondicionaron más de 10 hospitales públicos en infraestructura,
Se crearon clínicas móviles para que la salud llegue a donde antes no llegaba, y se compraron 200 camas articuladas para el Hospital de Clínicas,

Se construyeron importantes obras de infraestructura como la costanera y la avenida Perú de la Ciudad de Hernandarias y el viaducto de CDE,

Se adquirieron tractores e implementos agrícolas que benefician a más de 30.000 familias con el programa de mecanización de tierra para los pequeños productores de la agricultura familiar. Un programa de esta administración que fue premiado por la ONU por el gran impacto social que ha tenido en este segmento tan vulnerable de la población, y

Se otorgaron más de 7.500 becas universitarias para jóvenes de escasos recursos…por dar solo unos ejemplos.

Duele pensar que en el periodo anterior se gastaron 63 millones de dólares en alquilar vehículos Innecesariamente, sobre todo sabiendo que por mucho menos de ese monto podrían haber dado soluciones como San Francisco para miles de familias paraguayas con necesidades reales. Ese Paraguay del egoísmo nunca debe volver.

El estado en que estaba el Paraguay al momento de asumir la presidencia, y en cierta medida sigue estando, es producto de décadas de abandono, prebendarismo, y clientelismo. Es tarea de todos desarraigar definitivamente estas prácticas.

Ser gobierno no es un botín de una contienda política electoral. Ser gobierno es la responsabilidad de tomar las decisiones difíciles y de cortar los privilegios de los acomodados de siempre en beneficio de la gente.

Sepan que cada vez que hagan lo correcto ganarán enemigos, pero deben elegir este camino, y ser la voz de los más vulnerables, no ser cómplices de los privilegios clientelistas. De eso se trata ser servidor público.

Estoy seguro de que hemos avanzado en cambiar el paradigma, y el equipo que me acompaña ha logrado importantes avances que dan cuenta de ello.

Instituciones que por décadas han sido recordadas por ser antros de corrupción, rompieron el viejo modelo y fueron protagonistas claves de la transformación del país. Todas fueron mencionadas en informes anteriores, mostrando que se mantuvieron en el difícil camino de hacer lo correcto:

La INC, Industria Nacional del Cemento, históricamente deficitaria, ineficiente, y servil a intereses privados. Con la reconversión de la industria se redujo su costo de producción por bolsa de 8.56 dólares a menos de 4 dólares por bolsa, menos de la mitad para beneficio de la industria de la construcción y de todos los paraguayos. Hoy, la INC ha acabado con la especulación y el desabastecimiento que tanto daño hacía a un sector clave para el desarrollo como lo es la construcción.

El Ministerio de Obras Públicas logró bajar el costo del mantenimiento de los caminos vecinales de 9.130.000 guaraníes a solo 1.860.000, un 80% de ahorro por kilómetro, gracias a esto, con el mismo presupuesto incrementamos CINCO veces, es decir aumentamos 500%, la cantidad de kilómetros mantenidos de caminos vecinales.

Con la transformación de nuestra Dirección Nacional de Propiedad Intelectual, que encaró decididamente la lucha frontal contra la piratería y la falsificación, Paraguay dejó de ser conocido como un país pirata, y hoy somos miembros del Comité Asesor de Observancia de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, redefiniendo la imagen del país a nivel internacional.

Con transparencia y la alta tecnología del SIRT, entre el 2014 y el 2017, el INDERT entregó más de 21.000 adjudicaciones de lotes a los pequeños productores, CUATRO VECES MÁS que las 5.200 adjudicaciones otorgados entre el 2009 y el 2012. Con un enfoque integral de desarrollo de sus colonias, encaró actividades sin precedentes: entrego 265 sistemas de agua; coordino la entrega de casi 11.000 viviendas, la mecanización de más de 11.000 hectáreas que beneficio a 7.100 familias, y apoyó el acceso a los mercados a través de sus ferias “De la Colonia a tu Mesa”. No es un tema menor que antes de esta administración el INDERT no había recuperado ni una sola hectárea mal habida, y durante estos 5 años logró recuperar más de 200.000 hectáreas

La Procuraduría General de la República tiene logros que hablan de un cambio de mentalidad en el cuidado de la cosa pública, le puso fin a una historia de injusticias, y Paraguay ganó el conocido caso GRAMONT BERRES. La resolución favorable a Paraguay en el caso Gramont Berres ha permitido la liberación de nuestros activos externos que estaban anteriormente concentrados casi en su totalidad en el Banco de Pagos Internacionales. Con ello el manejo de las reservas internacionales del BCP podrán hacerse de manera más eficiente y con un retorno mayor para beneficio de todos los paraguayos. Efectivamente, los intereses por la colocación de estas reservas se han más que duplicado, pasando de USD 25 millones entre enero y junio de 2017 a USD 54 millones para similar periodo en el presente año.

Además de haber ahorrado más de 700 millones de dólares al Estado Paraguayo en juicios ganados, el compromiso con su máxima, “LA PATRIA NO SE VENDE, SE DEFIENDE” queda plasmado el logro histórico de haber iniciado demandas por responsabilidad civil contra funcionarios públicos condenados por haber causado millonarios perjuicios patrimoniales al Estado paraguayo.

Así mismo, bajo el meritorio esfuerzo realizado por un equipo interinstitucional, se logró la titulación histórica del patrimonio nacional icónico, como el Palacio de López, el Panteón de los Héroes, Mburuvicha Roga, la Casa de la Independencia, entre otros, y más de 728 mil hectáreas de parques nacionales.

Recibimos a PETROPAR, como una empresa deficitaria, con un patrimonio negativo de 145 millones de dólares; hoy es autosustentable y compite fuertemente en el mercado privado. En tan solo cinco años dimos un giro completo y rescatamos a la entidad; redujimos el costo del flete de 66 dólares por metro cúbico a 40,5 dólares ahorrando 80 millones de dólares; y de las 9 estaciones de servicio que tenía en el 2013, PETROPAR cuenta ahora con 150 estaciones de servicio con combustibles de la mejor calidad y al más bajo precio en beneficio de toda la ciudadanía. Hoy entregamos un PETROPAR renovado, con un patrimonio positivo de 70 millones de dólares, 150 estaciones de servicio que valen 250 millones de dólares y una liquidez de caja cercana a 200 millones de dólares. Hicimos realidad el diesel premium a precio común y el gas a un precio justo para todas las familias de Paraguay.

Cada vez más gente se suma a este cambio de mentalidad, donde cuidamos los bienes del estado como si fueran nuestros, y genuinamente trabajamos por el bien de la gente. Esto se ve reflejado en varios ejemplos:

El ex Hotel Casino San Bernardino, un importante activo público abandonado, hoy sirve a los adultos mayores siendo un centro modelo en la región en cuanto a calidad de vida, y de servicios para este sector tan olvidado de la población que no tiene tiempo para esperar.

El conjunto habitacional nunca terminado y abandonado frente a la Expo en Mariano Roque Alonso, dejó su tenebrosa apariencia para convertirse en un pujante proyecto de viviendas para la clase media.

Comenzamos este gobierno con un ideal sencillo, pero significativo: “trabajar pensando en la gente”. Para la mentalidad política con la que nos encontramos en el 2013, era una idea nueva y hasta revolucionaria. Hoy nadie puede pensar en un gobierno venidero que no tenga a la gente como idea central. La gente fue nuestra prioridad y el motor que nos llevó a realizar las transformaciones que son el sello de nuestro gobierno.

Este espíritu de trabajo se ve claramente reflejado en el ejemplo de las binacionales, donde cortamos el “negocio” a un grupo de privilegiados para redirigir ese gasto en inversión para la gente.

Con este mismo espíritu nos enfocamos en buscar el bien de las personas estudiando los problemas que afectaban su día a día para trabajar en verdaderas soluciones.

La prioridad fueron los sectores más vulnerables de la población, enfocamos la inversión social en ellos. Comparto con ustedes métricas excelentes, y muy alentadoras:

Impulsamos y practicamos la igualdad de oportunidades para las mujeres, y lo demostramos desde el mismo gabinete de nuestra administración. Implementamos el proyecto de mujeres emprendedoras de la agricultura familiar, el proyecto Ñemity Tesairá: Productoras para tu Bienestar, el proyecto de Formación para la ocupación femenina en la cadena productiva del modal textil, y la articulación del Crédito Agrícola de Habilitación.

En febrero de este año inauguramos el CENTRO CIUDAD MUJER, una iniciativa de este gobierno que ofrece la máxima atención integral a las mujeres de nuestro país; atiende diariamente a más de 250 mujeres y ofrece una gama completa de servicios incluyendo educación, salud, seguridad, capacitación y asesoría legal; con la participación de 13 Instituciones Públicas.

Los programas sociales Tekopora, Tekoha, y Tenondera llegan a más del doble de familias; en 2013 habían un poco más de 95.000 beneficiarios y hoy hay más de 195.000 familias beneficiadas. Además, logramos el 100% de cobertura de la población indígena llegando a todos los distritos del país.

Con el esfuerzo combinado de varias instituciones, habremos entregado más de 30.000 viviendas para el final de este periodo presidencial, y otras 7.000 en ejecución, esto es increíble comparado con el promedio de 1.800 viviendas que se entregaban antes anualmente.

Los diferentes programas de tecnificación en la producción beneficiaron a más de 200.000 pequeños productores de la agricultura familiar: más de 36.000 hectáreas mecanizadas contra 500 de la administración anterior, 50% más beneficiarios de créditos, y el doble de valor promedio, 1.500 invernaderos, contra 43 en la administración anterior, y casi 1.500 pozos artesianos comparados con 23 del periodo anterior.

El premio mayor a todos estos esfuerzos fue haber logrado reducir la pobreza y la pobreza extrema al punto más bajo desde que registramos historia democrática.

Deberíamos estar orgullosos, satisfechos, y hasta felices con estos resultados, pero NO es así… la gente tampoco está satisfecha, porque nadie juzga un gobierno por las estadísticas de gestión, la gente nos juzga por sus necesidades; y el déficit acumulado en más de 30 años de desidia y clientelismo, es tan grande, que necesitamos años de gestión progresivamente mejor e ininterrumpida para poder resolver las urgencias de la gente. Por eso les pido, peleen metro por metro el terreno ganado, no retrocedamos, aprendamos de nuestros errores para seguir mejorando.

Trabajamos apasionadamente para reunir a las familias paraguayas que regresan del exterior. Invertimos 7.347 millones de guaraníes para que quienes retornan al país, instalen emprendimientos y generen mano de obra calificada a través de la Secretaría de Repatriados.

Cabe destacar el hermoso local propio de los Repatriados que inauguraremos en unas semanas, un lugar remodelado y ampliado dedicado a la atención de los compatriotas que diariamente acuden a esta Secretaría del Estado.

Pensando en el bienestar de la gente, nos enfocamos mucho en el transporte, recordemos, ¿cómo era el transporte hace cinco años?

Ese millón de personas que accede a Asunción diariamente para trabajar, tenía colectivos chatarras, inseguros e incómodos, el tráfico era lento, perdiendo hasta 40 minutos en algunos cuellos de botella, y el pasaje era caro, sobre todo si consideramos la mala calidad de servicio que recibían.

Logramos renovar el 40% de los buses que operan en el área metropolitana, dando más calidad, seguridad y comodidad a cientos de miles de pasajeros.

Para atacar seria y responsablemente el problema del tráfico, dejamos los parches, creamos un plan integral y de ejecución sostenida para los próximos 20 años: el Plan Maestro de Transporte.

Este plan, tiene varias obras terminadas que dan excelentes resultados, otras iniciadas, y otras en proceso de planificación; tiene dos ejes:

El primero, agilizar el tránsito a través nuevas avenidas de acceso rápido y pasos a nivel para resolver cuellos de botella. En este eje podemos citar varios proyectos ya concluidos: Autopista Ñu Guasu, Super viaducto de Aviadores del Chaco, Viaducto de Santa Teresa, Túnel Semidei, Túnel de la avenida Ñu Guasu, Acceso a Limpio con sus dos pasos a nivel y la circunvalación, Acceso Laguna Grande, más de 470 kilómetros de vías interurbanas asfaltadas en el departamento Central, y la Costanera Norte recientemente habilitada.

Y el segundo eje, desarrollar un sistema multimodal moderno, incorporando el Tren de Cercanía, y el Sistema de Metrobus. Estos logran dos objetivos claves en un sistema de transporte eficiente:

Transportar mayores volúmenes de pasajeros en los principales troncales a gran velocidad, y con costos eficientes.

Y lograr reducir la cantidad de unidades de colectivos tradicionales, que transitan por estos troncales beneficiando al tráfico en general. El Sistema de Metrobus que está en ejecución en este momento logrará reemplazar 800 unidades tradicionales con 200 unidades articuladas.

Y claro que los grandes cambios cuestan, sabemos que hay personas que están siendo afectadas por las obras del Metrobús y pedimos disculpas y un poco de paciencia. Es nuestro deber anteponer el bien común por encima del bien individual, el proceso de construcción genera dificultades, pero una vez concluida la obra, el beneficio será enorme para todos, y más aún para los frentistas y para quienes transitan por la Avenida Eusebio Ayala para llegar a Asunción. Recuerden que este proyecto también incluye la construcción del desagüe pluvial, cloacal, caños nuevos de agua potable, cables eléctricos subterráneos, una nueva avenida y nuevas veredas.

Todos sabemos que este proyecto debía llevarse a cabo, pero nadie quería asumir el costo político de la incomodidad y el conflicto. Nosotros elegimos el camino correcto dispuestos a pagar el costo político.

El otro aspecto central de la infraestructura es promover el desarrollo, facilitando y reduciendo los costos de transporte. Considerando que el agro en general representa más del 26% del Producto Interno Bruto de la nación, y que la población más vulnerable se concentra en las áreas rurales, mejorar la red vial para facilitar el acceso de los productos a los mercados y centros de acopio para exportación es clave. Los resultados en este sentido fueron realmente exitosos, podemos hablar de hitos emblemáticos como: la ruta de la mentira que hoy es la Ruta de la Verdad, la ansiada ruta a Vallemí, la duplicación de las rutas 2 y 7 a Ciudad del Este, la ruta que ya llega a Villa Oliva y próximamente sacará del aislamiento histórico a Alberdi, la ruta 8 Caazapá Yuty.

Gracias a nuestros hermanos del Japón estamos iniciando el corredor de exportación que va desde Cedrales, Alto Paraná, hasta Natalio por el litoral del río con 7 salidas a terminales portuarias sobre el Paraná, y muchas otras.

Para graficar mejor los avances me gustaría compartir con ustedes algunas estadísticas contundentes. En 2013 recibimos 5.370 kilómetros de rutas asfaltadas construidas en toda la historia del país y en tan solo CINCO años sumamos:

Más de 2.700 kilómetros de rutas asfaltadas nuevas terminadas y en ejecución

Más de 1.500 kilómetros de rutas rehabilitadas
En total, sumando kilómetros nuevos y rehabilitados trabajamos sobre 4.200 kilómetros de rutas, lo cual representa nada menos que el 80% de los 5.370 kilómetros que se habían construido en toda la historia.

Los puentes también son un factor clave en nuestra infraestructura para que las comunidades rurales puedan acceder a los mercados y a servicios, veíamos con frecuencia en las noticias los problemas de aislación que sufrían poblaciones enteras cuando caían puentes. Pensando en esta gente, aquí también se trabajó mucho.

En 2013 recibimos 2.200 metros lineales de puentes y en estos 5 años de trabajo ya contamos con más de 8.500 metros lineales de puentes nuevos terminados y en ejecución. Construimos 400% más de puentes en caminos rurales, más del triple de lo que se había hecho en toda la historia y recibimos al inicio de este gobierno… esto incluye puentes de hormigón armado, metálicos y mixtos.

En los 10 años anteriores a esta administración, se ejecutaban en promedio menos de 174 millones de dólares por año, una cifra irrisoria por ser totalmente insuficiente para por lo menos detener el déficit de infraestructura de un país que crece como el nuestro. Lograr superar estas cifras implicó un gran trabajo de reingeniería de procesos, que hoy nos permite una inversión en infraestructura con un ritmo de ejecución cercano a los 1.000 millones de dólares anuales.

No podemos cerrar este capítulo, sin agradecer a las miembros del Congreso que acompañaron esta gestión aprobando las fuentes de financiación para estas obras necesarias para el país, a ellos muchas gracias.


Honorables miembros del Congreso Nacional,
Tenemos que hablar también del tema seguridad, y este es siempre un tema difícil de tratar por su complejidad y porque de por medio hay vidas humanas. Aun así, es un tema que debemos enfrentar, y quisiera empezar por lo más difícil.

NO logramos los resultados que esperábamos en la lucha contra los criminales del norte. Si bien logramos eliminar la facción que se denominaba ACA, no logramos aún el mismo efecto con los criminales autodenominados EPP.

Aquí también tomamos las decisiones difíciles pero necesarias. Por primera vez se montó una estructura y un proceso dedicado a combatirlos, aun sabiendo que proponer enfrentamientos generaría perdidas irremediables y dolorosas, probablemente la decisión más difícil que tomamos, pero sabemos que es el camino correcto. Les exhorto a que continúen la lucha, y que nuestros errores sirvan para mejorar en el futuro y tener éxito por el bien del Paraguay. Más temprano que tarde Paraguay se impondrá por sobre ellos. Que la sangre de los militares y policías que cayeron en defensa de los paraguayos de bien no haya sido en vano.

En paralelo trabajamos en tener más presencia e inversión del estado en esa zona del país, que sus habitantes tengan más y mejores oportunidades de desarrollo económico y social, es lo único que a la larga dará sus frutos, y unirá a todos los paraguayos del norte.

Nuestro peor enemigo es el crimen organizado, en particular el narcotráfico y los delitos de lavado de dinero. En materia de combate al narcotráfico obtuvimos resultados históricos, esta administración asestó el mayor perjuicio económico y logístico al narcotráfico. El valor económico de la incautación de drogas, precursores químicos y bienes materiales como aeronaves, vehículos, dinero en efectivo, entre otros, asciende a más de 870 millones de dólares; diecisiete veces superior a todo el presupuesto de la SENAD a lo largo de cinco años, y casi el doble de los 570 millones de la administración anterior. Hemos golpeado donde más duele para que entiendan que el Paraguay ya no será terreno fértil para ellos.

El combate al crimen organizado, en particular los delitos de lavado de dinero, el narcotráfico, y la piratería, deben seguir siendo una prioridad.

Debemos fortalecer todas las instituciones vinculadas con orden, seguridad y justicia, y sobre todo evitar que el dinero de estas mafias tenga injerencia en las políticas públicas.

De la misma forma nuestras ciudades ya no son un lugar por donde los delincuentes pueden operar tranquilos. Con el Grupo Lince hemos inaugurado un nuevo modelo de seguridad ciudadana que está devolviendo la tranquilidad a las familias paraguayas y poniendo tras las rejas a quienes se apropiaban del fruto del trabajo honesto de nuestra gente.

Con capacitación, tecnología, entrenamiento adecuado, pero por sobre todo con una elevada moral y sentido del deber, el Grupo Lince ha demostrado que la Policía Nacional puede mejorar sustancialmente para bien de nuestra población.

El Grupo Lince en tan solo un año y meses, ha logrado controlar y reducir en forma importante y focalizada actividades delictivas específicas y de gran impacto como los moto-asaltantes, y ha devuelto la tranquilidad a las calles en Asunción, Central, Caaguazú, Itapúa, Alto Paraná y próximamente en Guairá. Para finales de este mes, contaremos con casi 250 agentes y es nuestro deseo que sigan expandiendo su cobertura hasta llegar a todos los departamentos del país.

En el área de SALUD, logramos una administración transparente con el solo fin de lograr la atención digna y eficiente para los paraguayos en todos los rincones del país; logramos adquirir el mayor número de medicamentos e hicimos posible construcciones y remodelaciones de múltiples establecimientos de salud para el bienestar de la gente.

Gracias a la optimización de los recursos financieros, logramos incrementar la inversión en insumos y medicamentos para la gente de 159 a 648 billones de guaraníes, esto es 400% más en solo 5 años.

Sumamos 114 camas de terapia intensiva, de 80 máquinas para hemodiálisis que había hoy contamos con 148, triplicamos la inversión en vacunas, a través del Programa Ampliado de Inmunizaciones, para que todos los niños del país puedan contar con las vacunas necesarias para su sano desarrollo. Y ya vemos los resultados de nuestros esfuerzos en esta área, en el 2014 logramos la certificación de país libre de Sarampión y Rubeola y hace unos días la Organización Mundial de la Salud certificó al Paraguay como país libre de Malaria, el primer país de América en recibir esta certificación en 45 años.

En cinco años destinamos el mayor presupuesto en la historia de nuestro país en equipos médicos de alto nivel para que las personas tengan acceso a las mejores tecnologías para la detección y el tratamiento de enfermedades. Invertimos más de 330 mil millones de guaraníes en la compra de equipos como tomógrafos, angiógrafos, ecógrafos, rayos x, prótesis, implantes y plantas de oxígeno medicinal.

Invertimos más de 34 millones de dólares en obras de infraestructura para la salud, que permitieron remozar, ampliar, refuncionalizar y construir nuevas estructuras como el Hospital Materno Infantil San Pablo, el nuevo edificio del Banco de Leche humana, la nueva área de consultorios para el Hospital Distrital de Villa Elisa, los nuevos pabellones de agudos del Hospital Psiquiátrico, las nuevas unidades de terapia en el Hospital Nacional de Itauguá, Coronel Oviedo, el Instituto Nacional del Cáncer, las salas de Terapias del Instituto Nacional de Cardiología, Salas de Tomografía, la remodelación del Hospital Distrital de Presidente Franco, la habilitación de la Nueva Urgencia del Hospital de Trauma y hace unos días inauguramos el primer Laboratorio de Bioseguridad Nivel 3 en la historia del país y el único en la región.

Además, para que la salud llegue a los lugares más recónditos del país instalamos el modelo de la Telemedicina con muy buenos resultados y aumentamos la calidad y cantidad de ambulancias ampliando significativamente la cobertura sanitaria a nivel nacional.

Con todas estas inversiones, el año pasado logramos realizar mas de 8.150.000 consultas médicas, comparado con 3.270.000 registradas en 2013.

El Instituto de Previsión Social que encontramos en el 2013 era más que preocupante. Tenía una enorme deuda de más de 700 mil millones de guaraníes, el ausentismo de funcionarios era superior al 40%; el ingreso indiscriminado de funcionarios llegaba a casi 1.000 por año, de las 14 obras emprendidas, 10 estaban paradas y las otras avanzaban lentamente, los recursos del Fondo de Jubilaciones estaban colocados principalmente a corto plazo y se utilizaba casi exclusivamente para financiar créditos de consumo. Todo esto mientras se registraba un crecimiento exponencial de nuevos asegurados.

Nuestra administración renegoció la deuda con las proveedoras y el 100% de los medicamentos están adjudicados y en proceso de entrega. Invertimos más de 900 mil millones de guaraníes en infraestructura, superior a lo que se había hecho en más de una década: Logramos terminar la construcción de los hospitales de Ciudad del Este, de Coronel Oviedo, de Caaguazu; del Centro de Rehabilitación del Adulto Mayor (CREAM), y la duplicación de camas en Terapia Intensiva con un nuevo pabellón.

En las próximas semanas inauguraremos los hospitales de San Pedro del Ycuamandiyú; Ingavi; Benjamín Aceval; e incorporaremos más de 14 servicios dentro del emblemático Hospital Central. Esto se traduce en más de 1.200 camas para los asegurados una vez que estén operativos los establecimientos. Logramos reducir el ausentismo al 10%, y suspendimos el ingreso indiscriminado de funcionarios.

Incorporamos tecnología de punta para fortalecer la gestión financiera y presupuestaria; diversificamos las inversiones en productos financieros de mayor seguridad, garantía y rentabilidad, y capacitamos a los responsables de áreas con curso de prestigio internacional.

Dejamos para la próxima administración un IPS que funciona de manera eficiente y ofrece mejores servicios para todos los asegurados.

La EDUCACIÓN fue una de nuestras prioridades y aunque nos encontramos con un sinfín de falencias, logramos avances significativos. Durante nuestra administración, casi 120mil docentes recibieron capacitaciones, profesionalizaciones y especializaciones para el mejoramiento del aprendizaje de alumnos en todo el país. Revisamos los útiles escolares de la canasta básica y ampliamos la lista en respuesta a los requerimientos educativos; ahora, los kits escolares son distribuidos a TODAS las instituciones de gestión oficial y privada subvencionada, y la compra eficiente de los útiles ha permitido un ahorro de más del 10% adquiriendo más útiles y de mejor calidad que en administraciones pasadas.

Creamos el Registro Único de Estudiantes, un sistema de información que censa, e identifica a cada estudiante, con datos descriptivos digitalizados que facilitan todos los procesos académicos de los alumnos a lo largo de toda su vida estudiantil: desde la postulación a becas, el acceso al boleto estudiantil, la alimentación escolar, traslado entre instituciones, y la optimización en la distribución de recursos educativos entre las diferentes instituciones del país.

Hoy quiero informar a toda la nación una gran noticia que va a revolucionar el futuro de nuestro país. Mediante un convenio que hemos conseguido con la hermana república de China Taiwán, Paraguay contará con una nueva universidad de altísimo nivel; la Universidad Tecnológica Taiwán Paraguay en la que profesores de esa gran nación prepararan a nuestros jóvenes para afrontar los desafíos del futuro. Con esto estamos dando el primer paso para convertir al Paraguay en un país productor de tecnología. Una apuesta impensable hace apenas pocos años.

Esta universidad, cuya ambición es la de ser la mejor a nivel regional, recibirá a los primeros 400 postulantes en el mes de agosto para las carreras de Ingeniería Electromecánica, Ingeniería Industrial Aplicada, Informática con énfasis en Inteligencia Artificial e Ingeniería Civil para megaproyectos. Agradecemos a la hermana república de China Taiwán y a todos los que acompañaron este proyecto, convencidos de que el gran potencial de nuestra juventud pondrá al Paraguay en el mapa mundial de los países productores de tecnología.

Y no podemos dejar de mencionar el Programa Nacional de Becas de Postgrados en el Exterior Carlos Antonio López (BECAL), una iniciativa de este gobierno para formar a la élite de los líderes del futuro. Con un fondo de 73 millones de dólares del Fondo para la Excelencia en la Educación y la Investigación y el Banco Interamericano de Desarrollo. Para agosto de este año, 1.500 paraguayos habrán sido favorecidos, estudiado en casi 30 países en las 50 mejores universidades del mundo, y muchos de ellos ya se graduaron y regresaron a trabajar por nuestro país.

Aún con todos estos logros, reconocemos que falta mucho por hacer en el área de la Educación y debe ser una prioridad en la administración que inicia.

Los desafíos de transformación y la resistencia no solo existen en el sector público, también tuvimos que enfrentar poderosos adversarios en el sector privado.

Reducir las tasas de interés en las tarjetas de crédito nos enfrentó con un sector económicamente fuerte, pero el camino correcto era proteger a la gente, de los intereses irracionales que estaban sepultando el bienestar y el futuro de miles de familias.

Reducir el costo promedio en la construcción rutas asfaltadas en más del 30% significó menos utilidades para las vialeras, un gremio de gran peso e influencia, pero teníamos que a sincerar los costos por el bien del país.

Reducir el precio del gas y de las naftas regulando el margen, nos costó la crítica y oposición de las empresas del sector de combustibles, pero nuestro deber era defender los intereses de la gente porque es lo justo, y así lo hicimos.

Contra grandes presiones políticas, y en contra de nuestros intereses electorales, vetamos la condonación de deudas que hubiese condenado las finanzas de nuestro país.

Debo referirme a un tema que es superlativo para el interés de la Republica, luego de casi 25 años, hemos llegado a un acuerdo con el Gobierno Argentino que pone fin a la deuda de la Entidad Binacional. Numéricamente, hemos reducido de la deuda de U$S 17.088 millones de dólares a U$S 3.775 millones, una baja del 78%, eliminándose los intereses devengados y a devengar.

Dentro de la negociación se logró también: darse por concluida la diferencia diplomática con relación a las Notas Reversales de 1992, se incrementó en un 20% los pagos por cesión de energía, mejoramos la compensación por territorio inundado en U$S 2.430 millones dólares que ingresaran al país en los próximos 20 años. Con el ordenamiento económico-financiero se abre el camino para la maquinización del Brazo Aña Cuá y la modernización y ampliación de la Central, que significará mayor producción de energía, fuentes laborales para los trabajadores y empresas de ambos países.

Permítanme agradecer a las Senadoras y Senadores que acompañaron con su voto de confianza la aprobación de estas Notas Reversales y les aseguro que han hecho una gran contribución a la Patria y Dios nos ilumine para poner primero al Paraguay, siempre.

El efecto de todas las decisiones difíciles, pero correctas que tomamos es este Paraguay que les entregamos, un país que se despegó de la región y creció en forma estable y predecible en los años más duros y oscuros de la región. A pesar de la gran dependencia económica que siempre hemos tenido de nuestros vecinos, logramos un crecimiento independiente, y estable.

Los sectores que se sintieron afectados negativamente por los controles y regulaciones, a mediano plazo, todos fueron beneficiados del crecimiento económico estable y el desarrollo compartido de todos los paraguayos. Es la prueba de que evitando el egoísmo y los vicios podemos prosperar todos juntos.

Espero que ellos y todos hayamos entendido y aprendido que no podemos buscar nuestros beneficios en detrimento de los demás. Que debemos privilegiar el bienestar de todo el Paraguay. Al final, todos terminamos beneficiándonos viviendo en un país mejor.

Este puede ser un punto de inflexión para devolver al Paraguay su histórica grandeza, podemos ser los gestores de la transformación. Hemos avanzado mucho en crear un nuevo modelo de país, Paraguay ofrece al mundo un nuevo ecosistema para la inversión con:

La mejor tasa de crecimiento económico de la región, estable, con buena proyección e independencia de los vecinos,

Un bono demográfico envidiable, y reconocido por su capacidad de trabajo,

Un marco jurídico fortalecido con nuevos instrumentos como la ley de transparencia, la ley de responsabilidad fiscal, la ley de seguridad a las inversiones internacionales,

El paquete impositivo más competitivo y atractivo de todas las américas,

Una infraestructura logística muy mejorada, habiendo invertido en los últimos 5 años más que la suma de los 10 anteriores, y con proyecciones de ser un hub latinoamericano una vez desarrollados plenamente los proyectos de hidrovía, el corredor bioceánico, y el corredor de la exportación,

Una reducción de 40% de la pobreza extrema y reducción del 16% de pobreza total en el país del 2012 al 2017, el nivel de pobreza más bajo de la historia democrática,

Con más equidad al ampliar la base impositiva y reducir la evasión lo cual nos permitió incrementar en 58% los ingresos tributarios,

Como parte de las acciones implementadas durante este periodo de gobierno, también se actualizó el sistema de medición y cálculo del PIB, utilizando para ello las mejores prácticas internacionales. Esta fue una tarea de años, con mucho esfuerzo técnico nacional e internacional. Recientemente el BCP ha publicado las nuevas cuentas nacionales donde se estima que el PIB del Paraguay es aproximadamente 30% superior a lo que se calculaba anteriormente, llegando a 40.062 millones de dólares a finales del 2017. Estos nuevos números sobre el tamaño de nuestra economía ratifican la fortaleza macroeconómica de la misma. De hecho, con ellos Paraguay se convierte por lejos en el país de mayor solidez fiscal en la región. Ahora nuestra deuda es solo un 17% del PIB y nuestro déficit se sitúa muy por debajo del límite establecido en la ley de responsabilidad fiscal.

Con tres mejoras en la calificación de riesgo en 5 años, estamos a un paso del grado de inversión, lo cual nos permitió una drástica reducción del costo de financiamiento para potenciar la inversión en obras

Ofreciendo al mundo la mejor tasa de retorno a la inversión extranjera directa según reporto la CEPAL

Gracias a todos estos factores que ofrece este nuevo ecosistema, logramos que la marca Paraguay sea reconocida como tierra fértil para todo tipo de emprendimientos. Cada vez recibimos más inversión extranjera, y nos integramos al mundo: en 2017 recibimos el DAKAR en Paraguay, organizamos la Asamblea del BID el año pasado, fuimos seleccionados como sede para los JUEGOS ODESUR 2022, y estamos compitiendo para ser sede compartida con Argentina y Uruguay para el Mundial de Futbol 2030.

Honorables miembros del Congreso Nacional,

Sigamos luchando para beneficio de todos los paraguayos, aunque a primera vista sientan que su labor no la están reconociendo, los verdaderos resultados saldrán a la luz, y el legado de su labor perdurará en la historia de nuestra nación y será reconocido en el futuro.

Preservemos nuestros ideales. Lo único que da prestigio y genera confianza son las cosas bien hechas con honestidad de propósitos.

Mas allá de los aciertos y los errores…, y si, hemos cometido errores porque somos seres humanos, PERO… hemos tomado siempre, y sin dudar el DIFICIL CAMINO de las decisiones correctas.

Hemos puesto a la gente por encima de los privilegios. Caminamos con la cabeza erguida y la satisfacción del deber cumplido dentro de nuestras habilidades y limitaciones.

Lo mucho y poco que logramos hacer en estos cinco años de gobierno, es testimonio de que el cambio es posible.

Exhorto a que continuemos desafiando paradigmas, y como vengo reiterando, me comprometo a continuar apoyando a todos los hombres y mujeres que deseen el bien del Paraguay desde donde me toque estar, con toda mi determinación y hasta el límite de mis posibilidades.

Permítanme mencionar una frase que mencioné en la rendición de cuentas del año pasado, una enseñanza de Su Santidad el Papa Francisco: “NUNCA OLVIDEMOS QUE EL VERDADERO PODER ES EL SERVICIO”.

Y quiero finalizar agradeciendo a los presentes y al todo el pueblo paraguayo por la confianza depositada en mi persona. Ha sido un gran honor servirles como presidente, estoy terminando mi gestión satisfecho de haber dado lo mejor de mí y de haber cumplido con mi promesa de entregarles un país en mucho mejores condiciones que el que recibí hace cinco años.

Gracias a todos los paraguayos por permitirme ser Presidente.


Que Dios bendiga a nuestro querido Paraguay.

1 de julio de 2018
Designed By Blogger Templates