22 abril, 2015

¿Qué es el TISA? ¿Suscribió Paraguay un acuerdo? ¿Lo ratificó el Congreso Nacional? ¿Tiene que ver con esto la Ley de Garantía de Inversiones?


Entre las repercusiones de la incidentada sesión de la Cámara de Senadores sobre la elección del Dr. Lynneo Ynsfrán para la Corte, el martes trascendió que  el Presidente Horacio Cartes podría negociar ese punto con el G-15,  en base a la opción de aprobar el "Proyecto de Ley de Garantías para las Inversiones y Fomento a la Generación de Empleo y el Desarrollo Económico y Social" que se presentó como con la finalidad  de "la captación de  inversiones de capital nacional y extranjero para su aplicación en proyectos productivos"  que había sido rechazado por la Cámara Alta. Paralelamente se divulga en Uruguay, un conflicto acerca de si ese país debe o no ser parte de un tratado internacional denominado TISA    , ( Trade in Services Agreement ). Recorriendo las publicaciones digitales al respecto, al menos en media centena aparece mencionado Paraguay en el marco de ese acuerdo internacional que se viene negociando desde el  2012 y cuyos documentos son secretos al punto que los detalles que se conocen comenzaron a emerger a partir de una divulgación de Wikileaks. Lo que une a estos dos datos (el referente a Paraguay y el referente a Uruguay) es   que el  texto del “Proyecto de Ley de Garantías…” tiene mucha afinidad con lo que se socializa como objetivos del TISA. La primera pregunta obligada : ¿En qué momento el Congreso Nacional de la República del Paraguay ratificó ese acuerdo o sería este proyecto de Ley tan importante porque se trata de una herramienta legitimadora? La Constitución Nacional es clara en sus artículos 137 (De la Supremacía de la Constitución); 141 (De los Tratados Internacionales); 145 (Del Orden Jurídico Supranacional) y el 202 (De los deberes y atribuciones del Congreso).  La segunda pregunta obligada: ¿Por qué  en Paraguay no hay noticias sobre la ratificación de este acuerdo, si hubiera existido o cabría la posibilidad de que se hubiera concretado en alguna sesión secreta?

Todo parece indicar que un grupo se entera de lo que es realmente importante,  mientras el común de los mortales estamos entretenidos debatiendo si es o no apropiado que el presidente participe en la Interna Colorada, si corresponde el uso de la TV pública para la transmisión en directo de un acto de un sector del Partido Colorado y si el Presidente Cartes prestará o no el acuerdo para la designación de Lynneo Ynsfrán. Metafóricamente hablando, el escenario podría ser el de un cumpleaños en  el que mientras casi todos soplamos las velitas sobre una torta de cartón, unos pocos podrían estar la partiendo la real en otro lugar, relamiéndose ansiosos mientras esperan que les caigan las migajas.

¿Qué es el TISA?

Según diversas fuentes, en el 2012 un grupo de países acompañados de grandes firmas transnacionales habrían impulsado un nuevo proyecto, descontentos por el fracaso de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio, celebrada en el 2001. El propósito de esas empresas sería el de obtener una posición de superioridad para sus negociaciones comerciales en los diversos países, buscando la mayor desregulación posible en normas que tengan que ver con la soberanía de las naciones sobre ciertos recursos. Dentro del acuerdo, la Unión Europea  (UE)aparecería  como un solo miembro representando a los 28 países que la integran. Así se habrían reunido los que se llamarían a si mismos  "Los Auténticos Buenos Amigos de los Servicios" (ABAS) y que actualmente serían: los 28 de la UE , Australia, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Nueva Zelanda, Noruega, Panamá, Paquistán, Paraguay, Perú, Corea del Sur, Suiza, Taiwán, Turquía, Estados Unidos y en tratativas Uruguay.
 
Como dijimos, el objeto del acuerdo serían los servicios y abarcarían casi todas las ramas de actividad, habiendo un especial interés en las telecomunicaciones, el transporte, la salud, la educación y otros que normalmente prestan los estados monopólicamente por considerarse esenciales como el agua potable y la energía eléctrica. Todo podría quedar liberado, incluso sujeto a disposiciones de no retorno al sector público si fracasara la iniciativa privada o de retorno a un altísimo costo para los países. La diferencia con el AGCS ( Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios) , creado en la Ronda Uruguay de 1995, es que ese caso se garantizaba un trato equitativo a los participantes permitiéndoles elegir que servicios liberalizar, prerrogativa que en el TISA se estaría tratando de restringir.
 
Es de esperar que si Paraguay participara del TISA y el Congreso hubiera ratificado el acuerdo, se conozcan los términos del mismo, así como la totalidad de los servicios involucrados. Si no existiera dicha ratificación, el Poder Ejecutivo estaría constitucionalmente impedido de llevar adelante este convenio.
 
Mercedes Olivera
 
22 de abril de 2015

 

 
Designed By Blogger Templates