13 marzo, 2015

El Senado interpelará al Ministro Fabrizio Caligaris. LA SICOM CUENTA DESDE EL 2012 CON CÓDIGO DE BUEN GOBIERNO Y DE ÉTICA

 
 
 
Este jueves el Senado aprobó, por 29 votos a favor, el proyecto de interpelación al Ministro Fabrizio Caligaris, titular de la Secretaría de la Información y Comunicación por la transmisión en vivo y en directo, durante dos horas con cincuenta minutos, del lanzamiento del Diputado Pedro Alliana como candidato a Presidente de la Junta de Gobierno, por el movimiento Honor Colorado del Presidente Horacio Cartes. El Ministro Caligaris, ya había justificado el espacio otorgado al evento diciendo que se debió a la presencia del Presidente de la República, evidenciando su falta de sentido común para diferenciar un acto de gobierno de un acto de un sector partidario. Pero esto no es todo, la SICOM dispone de una herramienta de gestión llamada MECIP que figura en una pestaña de su página que contiene, entre otras cosas, un Código de Buen Gobierno y otro de Ética (que llamativamente ahora tiene el enlace roto). Si el Ministro Caligaris y la Directora de Paraguay TV Larissa Giménez se hubieran tomado el tiempo para leer sus propios documentos sabrían que la conflictiva transmisión no debió de haberse hecho. De conocer sus atribuciones,  no hubieran servido en bandeja el incómodo momento que enfrentará el gobierno en caso de que el  ministro no sea relevado de su puesto antes de la interpelación. 
 
Entre algunos de los principios enunciados en el Código de Buen Gobierno se encuentran los siguientes:  

 

Compromiso frente a los conflictos de intereses 
Articulo 14. La SICOM se compromete a aplicar en forma permanente lineamientos que garanticen la prevención de los conflictos de intereses.

Prohibiciones sobre conflictos de intereses 
Articulo 15. La SICOM rechaza y prohíbe que el Secretario Ejecutivo, el Secretario Adjunto, los Directores Generales, funcionarios y todos aquellos vinculados con la institución incurran en cualquiera de las siguientes prácticas: 

a. Recibir remuneración, dádivas o cualquier otro tipo de compensación en dinero o en especie por parte de cualquier persona jurídica o natural, en razón del trabajo o servicio prestado a la institución o a sus grupos de interés.

b. Otorgar compensaciones no autorizadas por las normas pertinentes.

c. Utilizar información privilegiada o confidencial para obtener provecho o salvaguardar intereses individuales propios o de terceros.

d. Realizar proselitismo político, religioso aprovechando su cargo, posición o relaciones con la institución, no pudiendo comprometer recursos económicos para financiar campañas políticas; tampoco generará burocracia a favor de políticos o cualquier otra persona natural o jurídica.
 
e. Todas aquellas prácticas que atenten contra la integridad y la transparencia de la gestión de la institución y en contra del buen uso de los recursos públicos.

f. Todo tráfico de influencias para privilegiar trámites.

g. Utilizar bienes (útiles, muebles, equipos, herramientas, rodados), así como tecnología (hardware, software, comunicación en red) suministrados por la institución para objeto distinto del ordenado por la misma con el fin de obtener provecho o salvaguardar intereses personales o de terceros.

h. Usar información, sea en formato físico o electrónico, generada por funcionarios en la SICOM para beneficio personal o a favor de terceros. 
 
Deberes del equipo humano relacionados con los conflictos intereses 

Artículo 16. Sin perjuicio del establecimiento de otros, los deberes de los funcionarios de la SICOM son:
 
a. Revelar a tiempo y por escrito cualquier posible conflicto de interés que crea tener para informar a los entes competentes.

b. Contribuir a que se permita la adecuada realización de las funciones encomendadas a los órganos de control interno y externo de la institución.  
c. Guardar y proteger la información que la normativa legal haya definido como de carácter reservado.

d. Contribuir a que se otorgue a todos los ciudadanos y habitantes del territorio nacional un trato equitativo y a que se le garanticen sus derechos.

Demás está repetir que la TV pública se financia con los impuestos de todos los habitantes del Paraguay. Incluso con los aportes de los que no son colorados, de los opositores y hasta de los que no pueden verla, debido a que su mayor cobertura está implementada en sistemas pagos (cable) siendo la abierta, restringida a un área reducida a pocos quilómetros del punto de emisión. Es más, el sueldo de Fabrizio Caligaris, de Larissa Giménez y de todos los que trabajaron ese sábado del lanzamiento de Alliana, es abonado con fondos públicos.

Entre los parlamentarios que se manifestaron a favor de la interpelación propuesta por Frente Guasu estuvieron Hugo Richer, Carlos Amarilla, Zulma Gómez, Emilia Alfaro, Desiree Masi y Mario Abdo Benítez. La senadora Lilian Samaniego abogó para que la interpelación fuera reemplazada por una reunión informativa, iniciativa que no prosperó. Samaniego además propuso que se deben aclarar conceptos sobre que se puede o no transmitir, ignorando seguramente que la SICOM dispone de una normativa al respecto tal como estamos divulgando aquí.        
     
13 de marzo de 2015
Designed By Blogger Templates