20 octubre, 2014

Luis Rojas, Ministro de la Senad. Sus declaraciones sobre lo que desnuda el asesinato de Medina

Luis Rojas, Ministro de la SENAD
 
 
"El narcotráfico es un negocio. Ellos van a hacer cualquier cosa para proteger el negocio." Ministro de la SENAD ,Luis Rojas. Radio Monumental, 20 de octubre.
 
El Ministro de la SENAD en  distintas entrevistas ha sido la autoridad que con más lucidez ha analizado el contexto del asesinato del periodista de  Diario ABC, Pablo Medina. La información publicada  vincula  el poder político con el narcotráfico, dado que uno de los sindicados prófugos es el propio Intendente de Ypejhú  , con su hermano identificado como sicario por la única sobreviviente del atentado  y  se elaboran  los vínculos del jefe comunal que apuntan a la Diputada Cristina Villalba.
 
Luis Rojas, estuvo en Mina en Domingo y esta mañana fue entrevistado por Radio Monumental. Con voz pausada sus reflexiones desnudan la forma de operar las redes de corrupción, que como afirmó el ministro se dedican a la marihuana porque es un cultivo de renta. Aseguró que no hay una convicción acerca de diseminar el consumo de droga, más allá de las grandes ganancias que produce y enfatizó que hasta ahora se ha fracasado porque se encaró el combate desde el lugar equivocado: consumo, lugares de producción y focos de distribución. Incluso, afirmó que muchas de las acciones represivas, exitosas desde el punto de vista de la ejecución, han tenido como resultado un alza en el precio del producto con lo que los narcos terminan nuevamente beneficiados. Su conclusión es que el mejor camino es atacar directamente a los financistas y desactivarlos no solo apresándolos sino también confiscando sus bienes.
 
Consultado sobre si está de acuerdo con la legalización, el ministro fue claro: "Legalización es una cosa. Control es otra cosa. Uruguay plantea el control del Estado de la producción y distribución." Agregando que el tratamiento debe ser integral ya que los elementos son la salud pública y la criminalidad. Comentó que el canciller uruguayo admitió que en su país se está probando a ver si la medida funciona, tal como había declarado públicamente el Presidente Mujica.
 
Calificó al asesinato de Pablo Medina como un mensaje atrevido y grosero de un sector  del narcotráfico, considerando que se trató de una acción tavy que rompe los códigos del negocio: "El narcotráfico no necesita show. Cuando se rompen códigos como matar periodistas o matar policías es señal de falta de liderazgo de frontera. Le va a costar carísimo a la mafia de frontera." Si esto fuera cierto, podría iniciarse un enfrentamiento de carteles.
 
El asesinato de Pablo Medina puede ser el principio de una etapa moralizadora para la sociedad paraguaya con la consecuencia de que emergerán los políticos corruptos, jueces  venales e instituciones débiles. Lo contrario, da miedo pensarlo.     
 
20 de octubre de 2014 
Designed By Blogger Templates